Inhibidores

Un suplemento dietético que contiene extracto estandarizado de Phaseolus vulgaris influye en la composición corporal de hombres y mujeres con sobrepeso

  1. Centro de Investigación Cosmética, dell’Università Cattolica di Roma, Roma, Italia
  2. Creaciones Clínicas, Meriden, CT 06450, USA
  3. Centro Médico de la Universidad de Georgetown, Departamento de Fisiología, Washington, DC 20057, EE.UU.

Correspondencia a: Harry G. Preuss MD, Profesor de Fisiología, Medicina y Patología, Edificio de Ciencias Básicas, Sala 231B,

Centro Médico de la Universidad de Georgetown, Washington, DC 20057. preusshg@georgetown.edu

Recibido: 2006.12.13; Aceptado: 2007.01.23; Publicado: 2007.01.24

Antecedentes: Más de mil millones de adultos en todo el mundo tienen sobrepeso y, por lo tanto, corren un mayor riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares, diabetes y una variedad de otras afecciones crónicas. Muchos creen que el uso de suplementos dietéticos naturales podría ayudar en la lucha contra la obesidad. Los llamados «bloqueadores de almidón» figuran entre los suplementos naturales para la pérdida de peso. Teóricamente, pueden promover la pérdida de peso al interferir con la descomposición de los carbohidratos complejos, reduciendo así, o al menos ralentizando, la disponibilidad digestiva de las calorías derivadas de los carbohidratos y/o proporcionando almidones resistentes al tracto gastrointestinal inferior.

Objetivos: En el presente estudio de investigación se examina un suplemento dietético que contiene 445 mg de extracto de Phaseolus vulgaris derivado de la judía blanca, que anteriormente había demostrado tener un efecto inhibidor de la actividad de la enzima digestiva alfa amilasa, en la composición corporal de adultos con sobrepeso.

Métodos: Se llevó a cabo un estudio aleatorio, doble ciego y controlado por placebo en 60 voluntarios preseleccionados, con un ligero sobrepeso, cuyo peso se había mantenido esencialmente estable durante al menos seis meses. Los voluntarios se dividieron en dos grupos, homogéneos por edad, sexo y peso corporal. El producto de prueba que contiene el extracto de Phaseolus vulgaris y el placebo se tomó una tableta por día durante 30 días consecutivos antes de una comida principal rica en carbohidratos. Se midió el peso corporal de cada sujeto, la masa grasa y no grasa, el grosor de los pliegues de la piel y la circunferencia de la cintura/cadera/muslo.

Resultados: Después de 30 días, los sujetos que recibieron el extracto de Phaseolus vulgaris con una dieta rica en carbohidratos, de 2000 a 2200 calorías tuvieron una reducción significativamente mayor (p<0.001) del peso corporal, IMC, masa grasa, grosor del tejido adiposo, las circunferencias de la cintura, la cadera y los muslos, mientras se mantiene la masa corporal magra en comparación con los sujetos que reciben placebo.

Conclusión: Los resultados indican que el extracto de Phaseolus vulgaris produce disminuciones significativas en el peso corporal y sugieren disminuciones de la masa grasa frente al mantenimiento de la masa corporal magra. 

1. Introducción

La acumulación excesiva de grasa corporal (sobrepeso/obesidad), un desequilibrio crónico entre el consumo de alimentos y el gasto de energía, se está haciendo notablemente más frecuente [1-4]. Esto es desafortunado por razones que van más allá de la mala apariencia física, porque los estados de sobrepeso/obesidad aumentan el riesgo de hipertensión, diabetes de tipo II, artritis, colesterol circulante elevado, cáncer, serios desequilibrios hormonales en las mujeres que pueden llevar a la esterilidad, enfermedades renales crónicas e incluso demencia y enfermedad de Alzheimer [1, 5-10]. Aunque tomó un tiempo desmesurado para que se generalizara, ahora se reconoce generalmente que el sobrepeso y la obesidad han alcanzado proporciones epidémicas en los Estados Unidos [11]. Además, este problema de salud no se limita a los Estados Unidos, ya que a nivel mundial hay más de mil millones de adultos con sobrepeso, según algunos organismos internacionales, incluida la Organización Mundial de la Salud (OMS) [12,13]. Las estrategias para perder grasa corporal implican típicamente una combinación de cambios en la dieta que limitan la ingesta calórica, el aumento de la actividad física, la terapia conductual, la farmacoterapia y, en casos extremos, la cirugía [1]. Aunque la disponibilidad y la popularidad de los suplementos dietéticos naturales destinados a ayudar a la pérdida de peso ha aumentado drásticamente en los últimos años, su eficacia terapéutica sigue siendo incierta en muchos casos.

Algunos proveedores de productos para la pérdida de peso tienden a exagerar la utilidad de los suplementos dietéticos sin tener pruebas suficientes, mientras que muchos académicos se niegan a creer que los productos naturales para la pérdida de peso tengan alguna utilidad terapéutica. Entre los suplementos potencialmente útiles para obtener proporciones corporales saludables se encuentran los que contienen «bloqueadores de almidón», ya que el consumo excesivo de carbohidratos de rápida absorción se asocia frecuentemente con la obesidad [14].

Teóricamente, los bloqueadores de almidón podrían promover la

pérdida de peso interfiriendo y/o ralentizando la descomposición de los carbohidratos complejos, reduciendo así la disponibilidad digestiva de las calorías derivadas de los carbohidratos, por lo menos al principio, y/o influyendo favorablemente en el sistema de insulina y glucosa [15-20]. También informes recientes sugieren la posibilidad de que los «almidones resistentes» puedan jugar un papel importante en la pérdida de peso corporal [21].

En el presente documento se informa de los resultados de una investigación aleatoria, doble ciego y controlada por placebo en la que se examinó el peso corporal y la composición de la grasa corporal de voluntarios humanos generalmente sanos y con sobrepeso antes y después de un tratamiento oral de 30 días con placebo o una fórmula de prueba que contenía un bloqueador de almidón como principal ingrediente activo. El tratamiento se realizó con un bloqueador de almidón de fase 2, también conocido como Phaseolamin 2250TM y Phase2TM (Pharmachem Laboratories, Inc., NJ)].

2. Métodos

Diseño del estudio

EVIC ITALIA en Roma, Italia, realizó este estudio aleatorio, doble ciego y controlado por placebo de acuerdo con la Declaración de Helsinki y otras leyes aplicables relacionadas con la protección de los sujetos del estudio. Se reclutaron voluntarios a través de una empresa de investigación de mercado en Roma, Italia, de un grupo de personas que expresaron su voluntad de participar en esas evaluaciones. Se seleccionaron inicialmente 82 sujetos, de edades comprendidas entre los 20 y los 45 años, a los que se encontró un ligero sobrepeso. El sobrepeso se calculó utilizando la siguiente fórmula:

Peso ideal (kg) = 100/(100 – % de grasa corporal normal) x masa magra. Después de calcular el peso ideal, se estimó la masa de sobrepeso mediante la medición del peso corporal, y aplicando la ecuación:

Masa de sobrepeso (kg) = peso corporal – peso idea

Los criterios de selección enumerados en la Tabla 1 se utilizaron para excluir o incluir a los candidatos del estudio.

Tabla 1. Criterios de exclusión e inclusión

Criterios de exclusión
·  Mujeres embarazadas o en período de lactancia.
·  Tratamientos de reducción de peso durante los 6 meses previos al estudio.
·  Cualquier condición contraria a las indicadas en los criterios de inscripción.
 
Criterios de inclusión
·  5 a 15 kg de sobrepeso.
·  Un peso corporal estable durante al menos 6 meses.
·  Estabilidad de peso durante un período de pretratamiento de 30 días.
·  Buena salud general.
·  No hay tratamientos de drogas en curso.
·  Compromiso de comer según lo prescrito por el nutricionista.
·  Compromiso de evitar el uso de otros productos para la pérdida de peso durante el estudio.
·  Compromiso de evitar cualquier cambio en el estilo de vida durante el período de prueba. (incluyendo deportes o cualquier otra actividad que pueda afectar los resultados).
·  No haber participado en un estudio similar durante los 6 meses previos a esta prueba.

Antes de iniciar el estudio, se interrogó a cada sujeto sobre los criterios de exclusión e inclusión mencionados.

A fin de obtener un cumplimiento óptimo entre los sujetos, se consideró útil realizar una prueba previa de los participantes, es decir, ¿cumpliría un individuo determinado manteniendo la dieta general y tomando una tableta antes de una comida rica en carbohidratos? Tras dar su consentimiento informado por escrito, cada voluntario fue examinado por un médico experto en nutrición y se le entregó una hoja con las recomendaciones nutricionales que debía seguir, incluida una ingesta diaria de carbohidratos complejos concentrados en una de las dos comidas principales (Table 2). La dieta del estudio proporcionó aproximadamente de 2000 a 2200 calorías por día. Todos los voluntarios aceptaron seguir las recomendaciones del nutricionista. Los candidatos fueron inscritos en un estudio de dos semanas a ciegas, en el que se les pidió que se inscribieran y se les asignó un turno. Los sujetos en este período de rodaje sin saberlo recibieron sólo un placebo: los investigadores sabían que los participantes recibían ingredientes inactivos. Sesenta sujetos de los 82 originales con estabilidad de peso corporal

probada y considerados más conformes con los criterios esperados fueron seleccionados posteriormente para el estudio en sí.

Los participantes elegidos se reportaron al Centro después de 10, 20 y 30 días para que se les revisara y registrara su peso corporal. Los dos grupos tomaron las tabletas asignadas, una tableta por día antes de la comida principal rica en carbohidratos complejos durante 30 días consecutivos (Tabla 2). Las dos fórmulas de tabletas proporcionadas fueron identificadas por el patrocinador como el lote Blokcal D106B (Prueba) y el lote Blokcal 1600301 (Placebo).

Los comprimidos tenían un aspecto idéntico, de modo que los comprimidos de prueba y los de placebo eran indistinguibles. Se entregó al investigador principal un sobre que contenía las fórmulas cualitativas-cuantitativas de la muestra y la clave de identificación del producto y se mantuvo a disposición de los investigadores durante el período de prueba para cualquier circunstancia inesperada. Una vez terminado el estudio, el sobre se abrió en presencia de un representante del patrocinador y del investigador principal, y se identificaron las fórmulas representativas de las muestras.

Tabla 2.  Un resumen general del plan de alimentación utilizado en el presente estudio.

Desayuno
· Leche parcialmente desnatada
·  Galletas
·  Una cucharada de azúcar
Almuerzo (tomar una tableta de producto antes de la comida)
· Pasta con salsa de tomate fresca o sopa con pasta (100 g) o
Arroz, pasta o sémola en un caldo sin grasa o de verduras (100 g) o
   Pizza (200 g)
· Legumbres (judías, lentejas, guisantes, etc.) (140 g) o
   Patatas al vapor (140 g)
· Pan blanco o integral o palitos de pan (50 g)
· Aceite de oliva (20 g)
· Fruta fresca de temporada (puede ser en forma de zumo de fruta exprimido o batidos de fruta) (200 g)
· Café con una cucharadita de azúcar
Merienda
· Fruta fresca de temporada (puede ser en forma de zumo de fruta exprimido o batidos de fruta) (150 g)
Cena
· Pescado (bacalao, lenguado, dorada, dentón, lubina) (200 g) o
Jamón magro o carne seca salada (bresaola) (100 g) o
Pollo o pavo o conejo (180 g) o
Ternera o res (200 g) o
Mozzarella, queso blando, ricota (100 g) o
Otros tipos de queso como el fontina, provolone, caciotta, straccino o taleggio (100 g) o
              Huevos (2 unidades)
·         Vegetales frescos de temporada (excluyendo legumbres)
·         Pan blanco o integral o palitos de pan
·         Aceite de oliva
Fruta fresca de temporada (puede ser en forma de zumo de fruta exprimido o batidos de fruta)
Se recomienda comer aves de corral al menos 4 veces a la semana; el queso y los huevos no deben incluirse en la dieta más de dos veces a la semana.

Productos de prueba

El principio activo que se iba a ensayar era una tableta de 800 mg (Blokcal D106B) que contenía aproximadamente 445 mg (56% p/p) de neutralizador de almidón de fase 2 lV, un extracto acuoso seco de la judía común (Phaseolus vulgaris). La fase 2 se había normalizado a un mínimo de 3.000 AAlU (unidades inhibidoras de la alfa-amilasa), validado por un método USP modificado (SOP 110, Rev. 5). Otros ingredientes presentes en esta preparación eran el fosfato de calcio (20%), la celulosa microcristalina (10%), la vitamina B3 (7%), así como pequeñas cantidades (3%) de varios otros ingredientes, incluido el picolinato de cromo (0,5 mg/tableta). En consecuencia, cada tableta contenía aproximadamente 50-60 mcg de cromo elemental por porción. La sustancia de control era una tableta de 800 mcg (Blokcal 1600301) que contenía principalmente celulosa microcristalina y maltodextrina (45% p/p cada una). Otros ingredientes incluían cantidades relativamente pequeñas (~3%) de Si/bum marianum (cardo mariano), cacao, silicio dióxido, estearato de magnesio y Curcuma longa (cúrcuma) como agente colorante.

Medidas

Las mediciones del peso corporal y la impedancia, el ecograma de la piel y las circunferencias de la cintura, la cadera y los muslos se midieron al principio y al final de la fase de tratamiento de 30 días. El IMC se calculó como el peso corporal en kilogramos dividido por el cuadrado de la altura en metros.

Peso corporal y composición

Las pesas corporales, realizadas en individuos desnudos, se midieron utilizando una escala calibrada Bodymaster Scale (Rowenta) que también permitió el cálculo de la composición corporal (masa grasa, masa corporal magra) mediante mediciones bioeléctricas de impedancia pierna a pierna. El diseño patentado de la «almohadilla para los pies» envía una corriente eléctrica baja y segura a través del cuerpo para medir su composición. La corriente eléctrica pasa más fácilmente a través del músculo magro que de la grasa. La composición del cuerpo se calcula matemáticamente, basándose en la velocidad a la que la señal pasa a través del cuerpo [22-25].

Ecograma de la piel

Se utilizó una sonda lineal de 7 Mhz y un ecógrafo lógico de 100 MP (GE Medical Systems) para examinar la morfología y el grosor (en mm) del tejido subcutáneo en las zonas donde el tejido adiposo tiende a

acumularse, es decir, la región abdominal para los hombres y la región trocánter derecha para las mujeres. La precisión de la ecografía de la piel es, según el fabricante, de ± 1 mm.

Cintura. Circunferencias de la cadera y los muslos

La circunferencia respectiva de la cintura, las caderas y el muslo derecho se midió con una cinta métrica flexible no estirable estándar. Se utilizaron tatuajes temporales para identificar el área de referencia de una lectura a la siguiente.

Efectos adversos y secundarios

El personal del estudio supervisó a los sujetos durante toda la investigación para detectar la aparición de cualquier efecto adverso o secundario.

Análisis estadístico

Para minimizar las diferencias en los valores iniciales entre los sujetos, se estratificaron en dos grupos muy similares en cuanto a distribución de tamaño, edad, sexo y peso corporal. Al finalizar, se dispuso de los datos de 30 sujetos que recibieron el suplemento de Prueba y 29 sujetos que recibieron el suplemento de Placebo para su análisis estadístico. Para cada sujeto se calcularon las diferencias entre los valores previos al tratamiento (línea de base) y posteriores al tratamiento (30 días) para cada parámetro (peso corporal, masa corporal magra, etc.). Las diferencias se obtuvieron siempre restando los valores de 30 días de los valores de referencia. Una diferencia negativa indica una reducción del parámetro después de 30 días. Por el contrario, una diferencia positiva indica un aumento de ese parámetro. Este enfoque permitió que la variabilidad de la prueba se mantuviera baja y que el análisis estadístico fuera más potente. Las diferencias entre el pretratamiento y los valores de 30 días en cada uno de los dos grupos se analizaron utilizando la prueba t de Student emparejada (análisis intragrupo). Las diferencias en los deltas entre el grupo de prueba y el de placebo se analizaron mediante la prueba t no emparejada (análisis intergrupal).

3. Resultados

Los grupos de Prueba y Placebo fueron esencialmente comparables en edad inicial, género, IMC, peso, masa grasa, masa no grasa y varias circunferencias corporales (Tabla 3). Hubo una tendencia a un menor ecograma de piel en el grupo de placebo. Un sujeto del grupo Placebo se retiró del estudio por razones inexplicables. No se informó de ningún evento adverso significativo.

Tabla 3. Medidas de base de los grupos de prueba y control.

ResultadoPrueba
(N=30)
Placebo
(N=29)
Valor P
Edad (años)33.7±1.634.2±1.60.84
Género22F/8M20F/9M
IMC (kg/m2)25.9±2.026.0±2.30.42
Peso (kg)74.1±2.173.4±2.40.82
Masa grasa (kg)23.0±0.822.0±0.80.39
Masa no grasa (kg)51.2±2.051.5±2.00.99
Ecograma de piel (mm)33.1±1.828.6±1.70.08
Circunferencia de Weist (cm)85.3±1.887.4±3.10.55
Circunferencia de cadera (cm)106.4±1.4106.5±1.50.93
Circunferencia del muslo derecho (cm)65.8±1.565.9±1.70.97
Se muestran los valores Promedio ± desviación estándar, con la excepción del género donde se da la proporción. Los valores de los resultados enumerados están entre paréntesis. Sólo en el ecograma de piel hubo una tendencia hacia una diferencia estadísticamente significativa.

Los resultados se examinaron dentro de cada grupo. Mientras que todos los sujetos que recibieron el suplemento activo (Prueba) experimentaron alguna pérdida de peso y reducción de la masa grasa (estimada a través de la impedancia bioeléctrica), del grosor del tejido adiposo (a través del ecograma de piel), y de la circunferencia de la cintura, la cadera y los muslos, algunos participantes del grupo de placebo mostraron realmente aumentos en estos parámetros. Examinando el análisis intragrupo de los cambios en el grupo de prueba por la prueba de la t apareada, se encontraron los siguientes promedios ± desviación estandar al principio y al final del estudio respectivamente: en kilogramos, peso corporal 74.1 ± 2.1 vs. 71.2 ± 2.0 (p<0.001); masa grasa, 23.0 ± 0.8 vs. 20.6 ± 0.7 (p<0.001) y masa no grasa 51. 2 ± 2.0 vs. 50.6 ± 2.0 (p<0.001); en milímetros, ecograma de piel 33.1 ± 1.8 vs. 29.3 ± 1.7 (p<0.001); en centímetros, circunferencia de cintura 85.3 ± 1.8 vs. 82.5 ± 1.7 (p<0.001), circunferencia de la cadera 106.4 ± 1.4 vs. 104.9 ± 1.4 (p<0.001), y circunferencia del muslo derecho 65.4 ± 1.5 vs. 64.9 ± 1.5 (p<0.001).

Examinando el análisis intragrupo

del grupo de Control por la prueba de la t emparejada, se encontraron los siguientes promedios ± desviación estándar al principio y al final del estudio respectivamente: en kilogramos, peso corporal 73.4 ± 2.4 vs. 73.2 ± 2.4 (p<0.005); masa grasa 22.0 ± 0.8 vs. 21.8 ± 0.8 (p>0.05) y masa no grasa 51. 5 ± 2.0 vs. 51.3 ± 2.0 (p<0.02); en milímetros, ecograma de piel 28.6 ± 1.7 vs. 28.0 ± 1.7 (p<0.04); en centímetros, circunferencia de cintura 87.4 ± 3.1 vs. 87.0 ± 3.1 (p<0.004), circunferencia de la cadera 106.5 ± 1.5 vs. 106.4 ± 1.4 (p>0.05), y circunferencia del muslo derecho 65.9 ± 1.7 vs. 65.7 ± 1.7 (p<0.008).

Como ilustra la Tabla 4, hubo una diferencia altamente significativa (p<0,001) entre los grupos de Prueba y Control después de 30 días en todos los cambios de los componentes medidos, es decir, el grupo que recibió el suplemento de Prueba que contenía el extracto de Phaseolus vulgaris tuvo una pérdida mucho mayor de peso corporal, masa grasa, grosor del tejido adiposo, y circunferencia de la cintura, la cadera y el muslo. La diferencia en la media de pérdida de masa corporal magra fue significativa (p<0,05).

Tabla 4. Efecto del extracto que contiene Phaseolus vulgaris frente al suplemento dietético de control en la composición corporal de los sujetos con sobrepeso.

Parámetro medidoPrueba
(N=30)
Control
(N=29)
Valor P
Peso corporal (kg)-2.93 ±
1.16
-0.35 ± 0.38<0.001
Masa grasa (kg)-2.4 ± 0.67-0.16 ± 0.33<0.001
Masa corporal magra (kg)-0.53 ±0.45-0.19 ± 0.17<0.05
Circunferencia de Weist (cm)-2.93 ± 2.13-0.47 ± 0.39<0.001
Circunferencia de la cadera (cm)-1.48 ± 0.66-0.10 ± 0.47<0.001
Circunferencia del muslo derecho (cm)-0.95 ± 0.80-0.26 ± 0.46<0.001
Grosor del tejido adiposo (por medio del ecograma de piel) (en mm)-4.2 ± 6.51-0.66 ± 2.81<0.001
Se muestra promedio ± desviación estándar. Entre varios parámetros, se hizo una comparación de los cambios individuales dentro de los grupos (valores de 30 días – línea de base) entre los grupos de prueba y control. Los valores negativos indican una pérdida de la línea de base dentro del grupo. La importancia de los cambios de 30 días entre el grupo de prueba y el de control se comparó mediante la prueba t de Student no emparejada y se enumeró en la última columna.

4. Discusión

Nuestros resultados indican que una fórmula dietética de prueba que contiene 445 mg de extracto de Phaseolus vulgaris de fase 2, tomada diariamente por sujetos con sobrepeso, junto con una porción rica en carbohidratos de una dieta de 2.000 a 2.200 calorías, es más eficaz para reducir el peso y la masa grasa corporal que el placebo. Es importante señalar que los principales cambios de peso se producen más por la pérdida de grasa que por la disminución de la masa corporal no grasa, como se indica por diferentes medios: medidas de impedancia, medidas de cintura, cadera y muslos, y medidas de grasa subcutánea. Anteriormente, Udani y otros [20] informaron de una reducción del peso corporal y de los triglicéridos séricos en 14 adultos obesos que recibieron 1500 mg de extracto de Phaseolus vulgaris (Fase 2TM) dos veces al día con las comidas durante ocho semanas. Sin embargo, los valores no alcanzaron significación estadística. Las diferencias estadísticas más claras encontradas en el presente estudio en comparación con el informe anterior de Udani, en el que se utilizaron dosis mayores de extracto [20], pueden deberse, al menos en parte, a la atención prestada a la inscripción de sujetos que cumplieran un protocolo estricto.

El propósito del período de rodaje fue excluir a los sujetos no adherentes. Obviamente, el poder de detectar una diferencia significativa entre los grupos de intervención activa y de control se vería incrementado al eliminar a los participantes no adherentes. Aceptamos que los participantes finalmente aleatorios serán menos representativos de la población general de pacientes. Debido a que el propósito de este ensayo era medir la eficacia del agente en estudio, elegimos medir nuestros parámetros en circunstancias óptimas. Los estudios futuros podrían examinar los efectos en condiciones más regulares para probar la eficacia general del producto [26]. La evidencia que sugiere una fuerte adherencia al presente protocolo puede ser recogida a partir de las pérdidas de masa estadísticamente significativas observadas incluso en el grupo del Placebo relegado a la misma dieta de restricción calórica que el grupo de prueba.

Muchos estudios publicados sobre los métodos para combatir la obesidad sólo prevén la pérdida de peso en la balanza como principal punto final. Sin embargo, la suposición de que la pérdida de peso en la báscula es sinónimo de pérdida de grasa no siempre es cierta [26,27]. Las disminuciones de peso en la balanza pueden reflejar tanto la pérdida de masa no grasa como la pérdida de grasa. En el presente estudio, los indicios de muchas mediciones diferentes son que la pérdida de peso se debe principalmente a la pérdida de masa grasa. Las mediciones de impedancia pierna a pierna sugieren que esto es cierto. Aunque no es el «estándar de oro» como DEXA [26], el análisis de la literatura sugiere que esta metodología da una buena primera aproximación [22-25]. Además, el uso de ecogramas para estimar el tejido adiposo subcutáneo y los cambios en la circunferencia corporal en varios lugares corroboran las conclusiones derivadas de los datos de impedancia.

Otras pruebas de una pérdida significativa de grasa pueden verse en los cambios del índice de masa corporal (IMC) calculado. El IMC es un marcador generalmente aceptado del riesgo para la salud de la obesidad [28]. La categoría de menor riesgo para la salud se encuentra entre los individuos cuyo IMC oscila entre 20 y 25, y la categoría de mayor riesgo se encuentra en los individuos cuyo IMC supera los 40. Un IMC superior a 40, denominado «obesidad mórbida» u obesidad clínicamente grave, afecta a más de 15 millones de estadounidenses. En el grupo de prueba, el IMC se redujo de 25.9 ± 2.0 a 24.9 ± 1.9 (p<0.001). El grupo de placebo no mostró ninguna diferencia estadística desde los 26.0 ± 2.3 iniciales a 25.9 ± 2.3 (p=0.79). Importante para nuestro argumento, se sabe que el IMC se relaciona significativamente con la masa grasa – más que el peso de la escala solamente [29]. La marcada pérdida de grasa proporcionada frente a un cambio mucho menor en la masa no grasa causada por la fórmula de prueba es exactamente lo que la mayoría de los nutricionistas desean.

¿Cómo funcionan los inhibidores de la amilasa? Antes de cruzar la pared intestinal, todos los carbohidratos complejos (es decir, los almidones) deben ser hidrolizados a sus unidades monosacáridas, en la mayoría de los casos glucosa [14]. Hay varias enzimas implicadas en este proceso: la α-amilasa presente en la saliva y el jugo pancreático, que convierte los carbohidratos complejos en oligosacáridos, y varias otras enzimas (maltasa, lactasa, etc.) presentes en el borde en cepillo del intestino delgado que convierten estos oligosacáridos en monosacáridos que pueden ser absorbidos. La glucosa y otros monosacáridos generados a través de este proceso son transportados por la vena porta hepática hasta el hígado. Los monosacáridos que no se utilizan inmediatamente para la energía se almacenan para futuras necesidades de energía como glucógeno en el hígado o como grasa (triglicéridos) en el tejido adiposo, el hígado y el plasma [14].

Creemos que el mecanismo de la pérdida de peso depende de la actividad inhibidora de la α-amilasa del extracto de Phaseolus vulgaris [15-19]. Se ha demostrado que el extracto de Phaseolus vulgaris inhibe in vitro la actividad de la α-amilasa y puede ayudar a promover la pérdida de peso al interferir con la digestión de los carbohidratos complejos a azúcares simples y absorbibles, reduciendo potencialmente las calorías derivadas de los carbohidratos [30,31]. Además, la ralentización de la rápida absorción de los carbohidratos influiría favorablemente en el sistema de insulina que podría, a su vez, conducir a una menor acumulación de grasa [27]. Anteriormente hemos demostrado en un modelo de rata la capacidad de los llamados «bloqueadores de carbohidratos» para prevenir la absorción temprana del almidón de arroz y la sacarosa y prevenir la resistencia a la insulina [32].

Hay otro mecanismo que podría contribuir a la pérdida de peso. Algunos carbohidratos de la dieta tienen una forma física que los hace inaccesibles a la α-amilasa y, por lo tanto, resistentes a la digestión en el tracto gastrointestinal humano. Estos almidones resistentes entran en el colon en gran parte sin digerir, donde son fermentados por bacterias colónicas para producir ácidos grasos de cadena corta, dióxido de carbono y metano. Los almidones resistentes producen aproximadamente entre el 50 y el 80% de la energía que se obtiene de la glucosa, el principal producto de la digestión de los almidones no resistentes [14]. Se ha informado que el consumo de almidón resistente promueve la oxidación de los lípidos [21]. Basta decir que los bloqueadores de almidón envían el almidón a los sitios digestivos distales donde pueden tener efectos similares a los almidones resistentes [21].

Aunque la fórmula activa utilizada en la presente investigación constaba de muchos ingredientes, creemos que prácticamente todos los efectos sobre la pérdida de grasa corporal se derivan del extracto de frijol de la preparación. Si se examina la lista de otros ingredientes, es evidente que sólo el picolinato de cromo podría estar involucrado en cualquier pérdida significativa de grasa [33]. No obstante, la cantidad de picolinato de cromo (0,5 mg/tableta) presente en la fórmula que contiene el extracto de frijol debería haber tenido poca influencia en la composición corporal debido a la pequeña dosis. La cantidad de cromo elemental en 0,5 mg de picolinato de cromo ascendería a unos 50-60 µg de suplemento por día. En algunos estudios se han observado esporádicamente cambios en las medidas de la composición corporal tras el uso de picolinato de cromo, pero en general sólo a niveles de dosis de 200 µg de Cr o más [33-37]. Basándose en una revisión de varios estudios publicados sobre seres humanos, Vincent [38] concluyó que la suplementación con picolinato de cromo tiene relativamente poco efecto en la composición corporal, incluso si se trata de un programa de ejercicios cuando se administra en dosis diarias mayores que en el presente estudio.

Los granos crudos de Phaseolus vulgaris contienen una variedad de sustancias potencialmente tóxicas. En los animales, se ha observado una reducción en la ingesta de alimentos, un deterioro en el aumento de peso e incluso muertes. [39,40]. En los humanos, el consumo de frijoles crudos o poco cocinados se ha asociado con perturbaciones gastrointestinales transitorias, a menudo severas [41,42]. Estos efectos se han atribuido en gran medida a los fitohemaglutinenos (PHA) presentes en altos niveles en las judías crudas. Sin embargo, hay dos hechos importantes aquí. Los niveles de PHA pueden reducirse considerablemente al cocinarlos, y se ha informado que los pequeños frijoles blancos de la marina tienen niveles insignificantes comparados con los frijoles de color, que poseen altos niveles de PHA. Basta decir que el extracto utilizado en nuestro estudio (Fase 2TM) es un extracto de frijol blanco estandarizado preparado usando condiciones de procesamiento calentadas para inactivar sustancialmente la actividad hemaglutinante (HA) y la actividad inhibidora de la tripsina (TIA) mientras se preserva la capacidad de inhibición de la alfa-amilasa. El producto establecido está normalizado para contener menos de 3.400 unidades de HA por gramo y menos de 40 unidades de AIT por mg de peso seco.

5. Conclusión

Los resultados de esta investigación muestran que, cuando se toma diariamente por personas con sobrepeso con la porción rica en carbohidratos de una dieta de 2.000 a 2.200 calorías, una fórmula dietética que contiene el extracto

de Phaseolus vulgaris como ingrediente principal produce disminuciones significativas de la grasa corporal, manteniendo esencialmente la masa corporal magra. El extracto de Phaseolus vulgaris parece ser una ayuda segura y efectiva a considerar en los programas de pérdida/mantenimiento de peso.

Referencias

  1. Int. J. Med. Sci. 2007, 4 51 1996:19-32.
  2. Vastag B. Obesity is now on everyone’s plate. JAMA 2004;
    291:1186-1188.
  3. Public Health Service. Healthy People 2000-National Health
    Promotion and Disease Prevention Objectives. Washington DC:
    US Dept of Health and Human Services 1990.
  4. Guterman L. Obesity problem swells worldwide. The Chronicle
    of Higher Education, 2002;:A18.
  5. Anderson-Parrado P. Trim time: Five very good reasons to lose
    weight in 1999. Better Nutrition 1999;: 34.
  6. Mokdad AH, Marks JS, Stroup DF, Gerberding JL. Actual causes
    of death in the United States, 2000. JAMA 2004; 291:238-1245.
  7. Mokdad AH, Marks JS, Stroup DF, Gerberding JL. Correction:
    actual causes of death in the United States, 2000. JAMA 2005;
    293:293-294
  8. US Department of Health and Human Services. The Surgeon
    General’s call to action to prevent and decrease over weight and
    obesity 2001. Washington, DC: US General Printing Office, 2001.
  9. Hsu CY, McCulloch CE, Iribarren C, Darbinian J, Go AS. Body
    mass index and risk for end-stage renal disease. Ann Intern
    Med 2006; 144:21-28.
  10. Kivipelto M, Ngandu T, Fratiglioni L, Vitanen M, Kareholt I,
    Winblad B, Helkala EL, Tuomilehto J, Soininen H, Nissinen A.
    Obesity and vascular risk factors at midlife and the risk of dementia and Alzheimer disease. Arch Neurol 2005; 62:1556-1560.
  11. US Dept of Health and Human Services. Publication PHS
    88-50210, Health objectives for the national prevalence of overweight among adolescents- United States 1988-91. US: US Dept
    of Health and Human Services. 1994.
  12. Popkin BM, Paeratakul S, Zhai F, Keyou G. A review of dietary
    and environmental correlates of obesity with emphasis on developing countries. Obes Res 1995; 3: 145S-153S.
  13. WHO. Consultation on Obesity. Geneva, Switzerland: WHO,
    1997.
  14. Macdonald I. Carbohydrates. In: Shils ME, Olson JA, Shike M
    eds. Modern Nutrition in Health and Disease. Pennsylvania:
    Lea & Febiger. 1994: 36-46
  15. Frels JM, Rupnow JH. Purification and partial characterization
    of two alpha-amylase inhibitors from black bean (Phaseolus vulgaris). J Food Biochem 1984; 1:385-401.
  16. Gibbs B, Alli I. Characterization of a purified alpha-amylase
    inhibitor from white kidney bean (Phaseolus vulgaris). Food Research International, 1998; 31:217-225.
  17. Hansawasdi C, Kawabata J, Kasai T. Alpha-amylase inhibitors
    from roselle (Hibiscus sabdariffa Linn.) tea. Biosci Biotechnol
    Biochem, 2000; 64:1041-1043.
  18. Hansawadi C, Kawabata J, Kasai T. Hibiscus acid as an inhibitor
    of starch digestion in the Caco-2 cell model system. Biosci Biotechnol Biochem, 2001; 65:2087-2089.
  19. Santimone M, Koukiekolo R, Moreau Y, Le Berre V, Rouge P,
    Marchis-Mouren G, Desseaux V. Porcine pancreatic alpha-amylase inhibition by the kidney bean (Phaseolus vulgaris)
    inhibitor (Alpha-AII) and structural changes in the alpha-amylase inhibitor complex. Biochim Biophys Acta , 2004;
    1696:181-190.
  20. Udani J, Hardy M, Madsen DC. Blocking carbohydrate absorption and weight loss: a clinical trial using Phase 2 brand proprietary fractionated white bean extract. Altern Med Rev,
    2004;9:63-69.
  21. Higgins JA, Higbee DR, Donahoo WT, Brown IL, Bell ML,
    Bessesen DH. Resistant starch consumption promotes lipid oxidation. Nutrition and Metabolism, 2004; 1:8.
  22. Nunez C, Gallagher D, Visser M, Pi-Sunyer FX, Wang Z,
    Heymsfield SB. Bioimpedance analysis: evaluation of leg-to-leg
    system based on pressure contact footpad electrodes. Med Sci
    Sports Exerc, 1997; 29:524-531.
  23. Xie X, Kolthoff N, Barenholt O, Nielsen SP. Validation of a
    leg-to-leg bioimpedance analysis system in assessing body
    composition in postmenopausal women. Int J Obes Relat Metab
    Disord, 1999; 23:1079-1084.
  24. Goss F, Robertson R, Williams A, Sward K, Abt K, Ladewig M,
    Timmer J, Dixon C. A comparison of skinfolds and leg-to-leg
    bioelectrical impedance for the assessment of body composition
    in children. Dyn Med, 2003; 26:5.
  25. Vasudev S, Mohan A, Mohan D, Farooq S, Raj D, Mohan V.
    Validation of body fat measurement by skinfolds and two bioelectric impedance methods with DEXA—the Chennai Urban
    Rural Epidemiology Study. J Assoc Physicians India, 2004;
    52:877-881.
  26. Kaats GR, Michelak JE, Preuss HG. An evaluation of the efficacy
    and safety of a chitosan fiber product. J Am Coll Nutr, 2006;
    25:389-394.
  27. Crawford V, Scheckenbach R, Preuss HG. Effects of niacin-bound chromium supplementation on body composition of
    overweight African-American women. Diabetes, Obesity, and
    Metabolism, 1999; 1:331-337.
    28.
    http://www.betterhealth.vic.gov.au/bhcv2/bhcarticles.nsf/pa
    ges/Body_Mass_Index_(BMI)?OpenDocument (Jan 2006).
  28. Steinberger J, Jacobs DR, Raatz S, Moran A, Hong CP, Sinaiko
    AR. Comparison of body fatness measurements by BMI and
    skinfolds vs dual energy X-ray absorptiometry and their relation to cardiovascular risk factors in adolescents. Int J Obes ,
    2005; 29:1346-1352.
  29. Layer P, Carlson GL, DiMagno EP. Partially purified white bean
    amylase inhibitor reduces starch digestion in vitro and inactivates intraduodenal amylase in humans. Gastroenenterology,
    1985; 88:1895-1902.
  30. Layer P, Zinsmeister AR, DiMagno EP. Effects of decreasing
    intraluminal amylase activity on starch digestion and postprandial gastrointestinal fkunction in humans. Gastroenterology,
    1986; 91:41-48.
  31. Stohs S, Echard B, Preuss H. Inibition of carbohydrate gastrointestinal absorption in rats by various dietary supplements. J
    Amer Coll Nutr, 2005; 24: 426.
  32. Kaats GR, Blum K, Pullin D, Keith SC, Wood R. A randomized,
    double-masked, placebo controlled study of the effects of chromium picolinate supplementation on body composition: a replication and extension of an earlier study. Curr Ther Res, 1998;
    59: 379-388.
  33. Evans GW. The effect of chromium picolinate on insulin controlled parameters in humans. lnt J Biosocial Med Res, 1989; 11:
    163-180.
  34. Hasten DL, Rome EP, Franks BD, Hegsted M. Effects of chromium picolinate on beginning weight training students. lnt J
    Sport Nutr, 1992; 2: 343-350.
  35. Grant KE, Chandler RM, Castle AL, Ivy JL. Chromium and exercise training: effect on obese women. Med Sci Sports Exerc, 1997;
    29: 992-998.
  36. Bahadori B, Wallner S, Schneider H, Wascher TC, Toplak H.
    Effects of chromium yeast and chromium picolinate on body
    composition in obese non-diabetic patients during and after a
    very-Iow-calorie diet. Acta Medica Austriaca, 1997; 24: 185-187
  37. Vincent JB. The potential value and toxicity of chromium picolinate as a nutritional supplement, weight loss agent and muscle
    development agent. Sports Med, 2003; 33:213-230.
  38. Lajolo FM, Genovese MI. Nutritional significance of lectins and
    enzyme inhibitors from legumes. JAgric Food Chem, 2002;
    50:6592-6598.
  39. Grala W, Verstegen MW, Jansman A, Huisman J, van Leeusen P.
    Ileal apparent protein and amino acid digestibilities and endogenous nitrogen loss in pigs fed soybean and rapeseed products. J Animal Sci, 1998; 76:557-568.
  40. Haidvogl M, Fritsch G, Grubauer H. Poisoning by raw garden
    Int. J. Med. Sci. 2007, 4 52
    beans (Phasoleus vulgaris and Phasoleus coccineus. Padiatrie
    and Padologi 14, 293. In: JA Duke, Handbook of Energy Crops
    (unpublished). Available through Purdue University Center for
    New Crops and Plant Products website:
    http://www.hort.purdue.edu/newcrop/default.html.
  41. Rodhouse J, Haugh C, Roberts D, Gilbert R. Red kidney bean
    poisoning in the UK: an analysis of 50 suspected incidents between 1976 and 1989. Epidemiol Infect, 1990; 105:485-491.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *